miércoles, 22 de julio de 2009

El habito y el monje


A mi me gustaría ser de esas personas capaces de defender con la cabeza alta y la voz segura algo en lo que no creen en absoluto .Mantener lo inmantenible sin que las palabras me salieran temblonas ,mirar al adversario a los ojos y pensar ¡¡chupate esa!!.
Pero ocurre que no o al menos no todas las veces y eso en mi trabajo es de lo mas peligroso.


V sonríe porque no me cree lo que no deja de ser una prueba irrefutable de que miento fatal y confirma lo que le digo.
Le cuento que una vez estando en el dentista con uno de mis hijos que alucinaba entre tanto aparato que tocar y que andaba en la época sádica le dijo ,para trabajo bueno el de tu madre.Menudo coñazo respondió el niño.Evaristo, que se llamaba y se llama el dentista explicó, de coñazo nada fíjate que tu madre no solo es capaz de defender que es de noche cuando son las 12 de la mañana sino que logra que le den la razón y encima cobra por ello.

No creo que la opinión de mi hijo sobre mi cambiara lo mas mínimo mas que nada porque la idea que los hijos tienen de uno solo se modifica con los años para mejor o para peor, pero reconfirmó la teoría que siempre he mantenido de que después de los políticos somos los profesionales mas vilipendiados y no nos cree nadie ni cuando decimos la verdad.
Nadie sale del medico diciendo que es un sacaperras , al contrario mas de una vez he oído yo decir eso de que mira si el medico tal es bueno que me cobró por la consulta 120 Euros,tampoco nadie le dice al farmaceutico ya vendré a pagarte las aspirinas si se me quita el dolor de cabeza .
Toda esta perorata viene a cuento de que hoy una mujer me ha tenido dos horas pegada al sillón y después de salir de aquí mas ilustrada que un opositor a notarías me ha dicho ,"muchas gracias "(sin que se le moviera una ceja).
.
Me desahogo con V a la que pago religiosamente y me voy a casa a verme de una sentada la temporada tercera completa de "Boston legal"
Ya dije que de mayor quería ser como Sophie Marceau ,pues de mas mayor quiero ser Candice Bergen.

8 comentarios:

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues imaginate,Casilda, los que hacemos, más o menos, lo mismo y si cobrar... ¿en qué subcategoría de otra subcategoría tendente al infinito se nos podría colocar?


Por cierto, no tienes malos planes de vejez Sophie o Candice... Esero que esto sea el comienzo de una larga amistad. ;-)

Beso.

Lokita dijo...

A mi se me da bastante bien hacer creer algo incierto con la cabeza bien alta, eso sí, estoy convencida que si debiera hacerlo en un ambiente tan protocolario, riguroso y sombrío como en el que debes hacerlo tú, fijo que pinchaba…
Seguro que eres de lo mejorcito!
Jo, niña, prometo no preguntarte nada más, jajajaja (eso, o me pasas tu cuenta corriente)
Besitos

Antígona dijo...

Ay, Casilda, a mí también me gustaría ser a veces de este tipo de personas. Pero sólo a veces y para casos muy concretos. No concibo eso de defender aquello que uno no cree. Creo que la esquizofrenia que se apoderaría de mí me haría dar inmediatamente con mis huesos en un psiquiátrico.

Y tranquila, que a mí los médicos también me parecen en general unos ladrones. Sobre todo porque también tienden a defender aquello en lo que no creen, aunque por lo general ni siquiera se den cuenta. Una de las últimas veces que he ido me alegré de que por lo menos el tipo me confesara que no tenía ni puta idea de lo que me había pasado. Agradecería bastante más honestidad en esa profesión.

En cuanto a la tuya, no creo que sea culpa vuestra. Las leyes se dejan interpretar, ¿no? Y digo yo uno no va a ser tan tonto como para interpretarlas en contra de sus intereses... ;)

Un beso

Zorro de Segovia dijo...

como Candice Bergen en "Ricas y Famosas" supongo. Esa sí que tiene un curro bueno ...

Respecto al tuyo, sé de buena tinta que los abogados cobran poco y los jurisconsultos, nada. Supongo que la inflacción de licenciados en derecho ( más y más titulados sin trabajo a la vista ) hace que las tarifas de los leguleyos estén en el suelo. Si sólo hubiera un par de miles de abogados en todo el país, seguro que podrías cobrar la primera visita a precio de oro.

Pd. ¿a qué jode defender a alguien que te cae mal (sea culpable o no)?

DELIRIUMTREMENDS dijo...

De family de abogados, aquí la niña está harta de tener que defenderos a capa y espada. Que si todos son unos sinverguenzas, que si cobran hasta por respirar, que si mienten mas que hablan...
La gente no se entera, de que eso no va por gremios, sino por personas. Si uno es buena gente, lo traslada a todas partes, incluida su profesión.
Quédate tranquila, y bueno, que seguro que la Marceu es sosa de cojones a tu lado, y mucho menos mona.. Y la Candice... espera a cumplir sus años, fijo la superas¡¡¡
Nena, que me alegro de leerte, y que espero todo te vaya bien, o por lo menos, mejor que en esos pasados en los que molaba mucho hermanarse, pero las causas eran jodidas de cojones.
Un beso fuerte,
Delirium.

Dr.Mikel dijo...

Los mas vilipendiados y tambien los mas admirados.
Siempre se dijo que en el centro de la balanza las cosas son mas equilibradas, pero claro cuando se juega con la salud, cada cual hablar de la fiesta según le va.
Bsos estivales.

NoSurrender dijo...

yo admiro a los abogados, sin duda. Mi experiencias en juicios (sólo dos y por motivos muy dispares: uno como testigo de un acoso y otro como culpable de divorcio) fueron completamente surrealistas. Debe ser un mundo fantástico, para gente fantástica :)

Besos!

glauka dijo...

Una vez mi cliente me soltó en los pasillos de los juzgados que no tendría que pagarme nada porque él tenía razón entonces, cuando ganara, se hacía justicia, y todos tenemos derecho a la justicia, que para eso vivimos en democracia. Le contesté a mi buen cliente el carnicero (porque era carnicero de profesión) que por encima de todos los derechos habidos y por haber estaba el derecho a la VIDA y que él a mí seguro que no me regalaba los filetes de ternera para que no me muriera de hambre.
Pues eso.
Que la gente es muy relativa y les resulta cómodo y fácil ... hasta que nos necesitan, claro.