sábado, 17 de octubre de 2009

La vida cotidiana

Y como cada batalla que pierdo se lleva de mi algo,
cada vez estoy mas delgada
aunque sigo pesando lo mismo.
Saber replegarse es un arte que me cuesta mucho trabajo cultivar (coger fuerzas , reponerse ,ordenar la vida , la casa , las ideas , los errores, mi mesa ...)
En pleno repliegue
si me preguntas cuanto, te responderé que todo,
hasta el final ,
todo el tiempo,
mas .

14 comentarios:

ybris dijo...

Perder batallas es algo corriente.
Adelgazar es otra cosa.
Quien se repliega no es derrotado sino que mantiene muchas ilusiones vivificantes.

Besos.

Hyku dijo...

Pesarás menos por los suspiros perdidos..

Besos guerreros

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Sí, Casilda, cada batalla que se pierde,se lleva algo nuestro, pero también nos aporta algo, aunque sea en forma de experiencia que, positiva o negativa, siempre se puede aprovechar de manera positiva. En consecuencia, no hay quien adelgace... ni falta que hace por ahora, que todavía queda mucho para las proximas exposiciones cutáneas al sol playero.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Firmaste mis pensamientos. Yo también estoy cada vez mas delgada. Demasiadas batallas... pero lo de replegarse tiene un mérito enorme, y lo de poder contar que salimosdeloquesea, ni te cuento...
Un besazo fuerte, y PALANTE¡

BB dijo...

Es difícil replegarse, pero se
logra y lo que se deja en el
campo de batalla, lo tenemos
que convertir en lastre.
Siempre se deja una parte de uno
mismo en el discurrir de la vida.
Pero los días de siembra, se
repiten...
Un beso
BB

Dr.Mikel dijo...

A veces una retirada a tiempo es una victoria. Pero tambien te voy a decir una cosa, con pan y vino se anda el camino.
Bsos.

Peggy dijo...

Para mi el autismo me llena de energia ....

:)

belita dijo...

¿Y si en vez de perder batallas empiezas a ganarlas? Que se me vas a quedar en nada y si te he de enviar un jamón esta muuuu caro.

Muaksss.

P:D.: Aunque se replieguen las tropas van a por el triunfo seguro, confio en la capitana.

Antígona dijo...

Debe de ser una epidemia, esto de perder peso. Pero para mí no es reflejo de la pérdida, sino de la lucha. Y la lucha desgasta. Sobre todo la que uno entabla día a día consigo mismo.

Muriendo y aprendiendo, Casilda, que dice el dicho. Nunca es tarde para aprender aquello que uno necesita aprender y aún no ha aprendido lo suficiente. Y saber replegarse es un arte, sí, que hay que cultivar con tenacidad precisamente para que la lucha no acabe consumiéndonos. Aunque esta lucha con uno mismo que entraña el aprendizaje también tenga sus costes. Sólo que a la larga compensa.

Un beso!

Lokita dijo...

Como te entiendo...
Un besito niña, espero que estés bien, nos debemos un correo.

Zorro de Segovia dijo...

muy hermoso. Me encanta batallar, ... aunque sea derrotado.

PEGASA dijo...

Amigaaaa, no estés triste. Que por muy mal que vengan las cosas, siempre tienes que mantener la ilusión y la esperanza en que todo cambiará.
Comeeeee y no adelgaces más. Mujer!!! que la que está a dieta soy yo y ni los problemas me adelgazan ni na' de na'. Con que mira, tu coje sal a la venta (per abrigaté que ya hace rasca) y grita todo lo fuerte que puedas. ESTOYYYYY VIVA Y QUE SE AGUANTE EL QUE NO LE GUSTEEEEEEEE......
Eso, ya verás como te sientes mejor. Besitos.

NoSurrender dijo...

Los repliegues pueden ser muy terapéuticos. Pero el mundo no deja de rodar mientras. No dejes de echar un ojo, entre repliegue y repliegue, para asegurarte de que el mundo te espera. A veces no ocurre.

Besos.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Repliégate, pero vuelve.
Ni una puta batalla perdida, ese no es nuestro estilo...
Bsazos y cuídate mucho¡