martes, 18 de mayo de 2010

Ultimamente sueño mucho, quiero decir que me acuerdo de lo que sueño al despertarme . No se porque nunca tengo sueños agradables . Ni siquiera amorfos que no sean ni una cosa ni otra .

Si sueño con mi antigua casa por ejemplo suelo verla ruinosa o si esta en perfecto estado la encuentro invadida por personas que no se quienes son pero que me suenan de algo , gente que no tiene nada que ver a veces con aquella ciudad o que si conoci por entonces aparecen transformadas, fuera de lugar y sin saber yo encontrar en medio de la noche una explicación al porqué de su estancia en mi casa .

Negocio con ellas el desalojo mientras con la vista recorro los muebles que ni son mios ni son de ellos .


Me acuerdo de la terraza , desde la que se veia el faro y de los geranios que de grandes parecian hortensias "si siembras un paraguas te crecen paraguas" , de la humedad en el aire que aqui no se crea ni dajando la ducha una hora abierta ..

A menudo aparecen mis vecinos , una familia muy feliz , de pelicula ,hasta el dia en que dejaron de serlo de forma radical estableciendo una distancia insalvable entre ellos y el mundo , como si la desgracia fuera una enfermedad vergonzosa . Curioso, cuando sueño con mi casa ellos siempre aparecen tan felices como les conocí cuando llegué ,pero su relación conmigo es fria ... en el sueño ellos saben que yo ya sé, y me retraigo.

El tema de aquella casa es bastante recurrente y sin embargo mi recuerdo de ella es difuso y lejano y así la sueño, como si nunca hubiera sido mia de verdad aunque fué la primera casa que tuve .

De pequeña me decian que podia elegir con que soñar si me dormia pensando en ello. Por suerte no es así porque casi nunca puedes controlar el pensamiento , pero no entiendo porque ocurre al contrario , soñar con cosas o personas en las que jamas pienso estando despierta.

Pero lo peor de todo es que sueño que vuelvo y que el alivio al despertarme y ver que no estoy alli me lo tengo que sacar haciendo un inmenso esfuerzo, como si el sueño tirara de mí, o hubiera dejado algo pendiente y que igual que mis vecinos que fueron incapaces de vivir su nueva etapa de mortales infelices yo tambien parece que me resisto en el paso del sueño a la vigilia a vivir una vida feliz, como si tambien fuera algo vergonzante e inmerecido .

Dura un instante, pero que largo se hace .

10 comentarios:

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Me parece que tengo suerte por no soñar casi nunca o no recordar casi nunca lo que sueño. A veces recuerdo un poco de algún sueño, pero es tan poco que no consigo hilarlo con nada.

En fin, un abrazo fraterno, por si te sirve al salir de alguna pesadilla.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

No es consuelo alguno, pero yo también sueño siempre cosas desagradables, y al levantarme, tengo la sensación de que me hallo mas perdida que nunca, y que hay topos que siempre salen en esos putos sueños, todos llenos de miedos personales, reflejados en forma de casas en las que vivimos hace tiempo, en personas con las que tuvimos roce, en pantanos que me ahogan, en lodazales que me cubren...
No recuerdo un sueño bonito desde hace años, y eso es jodido. He tenido etapas felices, sí, las he tenido, y tampoco me han procurado sueños bonitos.
Creo que tenemos que lidiar con nuestra cabeza, porque la muy puta, de noche, se pone a jodernos la vida con todas esas cuentas pendientes que tenemos todavía. Al menos en mi caso, pienso que es así.
Un beso fuerte, hermosa, y a ver si tus sueños mutan. También es interesante ese periodo de la vida en el que todo es tan bonito que parece un sueño... pero eso ya es otra cuestión...

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Quizás te resistas a bajar la guardia y vivir una vida feliz, por miedo a que al igual que a tus vecinos, se vaya todo al garete. Por tus últimas frases, lo intuyo así, ... pero tu ni caso, porque dentro de ti sólo estás tu.
Un besazo y buen fin de semana, hermosa¡

Hyku dijo...

Yo no tengo tiempo ni de soñar, pero sería bonito poder hacerlo...

Besos despiertos

Antígona dijo...

También yo, como Delirium y tú, tiendo antes a las pesadillas o malos sueños que a los buenos. Nunca sé bien cómo interpretarlo, porque cuentas pendientes, miedos personales, preocupaciones irracionales tenemos todos. ¿Y por qué a unos nos torturan más de noche que a otros? Difícil saberlo.

Reconozco perfectamente esa experiencia de despertar y hallarse aún bajo el poderoso influjo del mal sueño y no poder librarse de él a no ser a costa de un gran esfuerzo. A veces, si la pesadilla ha sido terrible y conectada con traumas personales, puede durar muchas horas, incluso todo el día. Pero qué frágiles somos, caray.

Lo que sí tengo bastante claro es que los momentos de más felicidad vienen necesariamente acompañados de más miedos que aquellos en que nos sentimos desgraciados o rodamos por la vida con una cierta neutralidad indiferente ante la cuestión de la felicidad. Lógico, porque toda sensación de felicidad viene automáticamente acompañada por el medio a perder los objetos que nos hacen felices. Somos más vulnerables cuando nos sentimos felices, acosados por el miedo a dejar de serlo.

Por eso, quizá sea igual de lógico que en estas etapas nuestros sueños tiendan a ser más siniestros, si todos esos miedos tienden a expresarse en ellos, aunque lo hagan de la forma más disparata y absurda.

Un beso!

NoSurrender dijo...

Yo debo tener un subconsciente muy, muy represivo. Porque siempre me levanto con la certeza de haber soñado un montón de cosas pero con la imposibilidad de recordar nada en absoluto.

Vamos, que mi cerebro está peor, entonces, que el de quien tiene muchas pesadillas :)

Besos.

Zorro de Segovia dijo...

si fuera ficción sería un relato muy agobiante. Espero que cambie la cosa. No es justo que seas feliz por el día y tengas miedo de noche. Suerte con ello!

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Te echo de menos, un beso fuerte, cañóndelcolorado¡

coco dijo...

si, algunos sueños es lo que tienen, duran un instante. Y perduran para siempre. Yo tengo un montón. Con Angelina jolie...

FJMS dijo...

Hola, bueno, me estreno en este blog, resaltando que esto de recordar sueños va por épocas... Asimismo, depende mucho de los estados de ánimos... No obstante, siempre es mejor recordar que imaginar que no hemos soñado...
Un saludo, y espero seguir paseando por aquí.